Imprimir este documento

Legislación/Jurisprudencia/ Accidentes de Trabajo - Sujetos Responsables


SUJETOS RESPONSABLES. SOLIDARIDAD


 

 

 

 

 

 

 

  

 

1) Responsabilidad solidaria: Sostienen las apelantes que la cosa dañosa -sierra circular- pertenecería a un tercero -Petrone Hnos.- de quien el actor recibía órdenes y que también era el dueño del establecimiento en que prestaba servicios. Aducen sobre tal base que Con-Mor, en su condición de agencia de contratación, no puede resultar objetivamente responsable de resarcir un daño de conformidad con la acción civil ejercida.

Tal aspecto de la queja resulta inadmisible; esta Sala ya tiene dicho que la responsabilidad objetiva del empleador directo, en tanto dueño y guardián de la cosa peligrosa con la cual se accidentó el trabajador, debe ser extendida al tercero que lo contrató, en virtud de la solidaridad prevista en el artículo 29 de la ley de contrato de trabajo. (Voto del Dr. Villarroel.)

ORTIZ, VENANCIO c/CON-MOR SRL Y OTRA - CNTRAB. - SALA V - 15/12/1983

BD 4 - T 00262 - Documento completo              

 

 

 

2) Estado de ebriedad. Exención de responsabilidad del empleador: La culpa grave de la víctima que exime de responsabilidad al empleador [art. 4º, inc. b), L. 9688], se configura cuando el trabajador realiza o incurre en omisiones con conocimiento del peligro que tales actitudes traen aparejadas. Se presenta pues cuando la víctima se expone voluntariamente al peligro.

Debe tratarse de situaciones en las cuales no debe caber duda de que el empleado debió haber tenido clara representación de las consecuencias que podría traerle aparejadas el hecho, y sin embargo, pudiendo hacerlo, no adoptó las medidas de prudencia necesarias para evitar las consecuencias. (En el presente caso la víctima en estado de ebriedad intentó cruzar corriendo una avenida de tránsito rápido, que carecía de semáforos y pasos peatonales). (Del voto del Dr. Vazquez Vialard en minoría.)

CORONEL, CELVA O. c/FLORES CLEMENTINO - CNTRAB. - SALA III - 12/9/1986

BD 8 - T 00695 - Documento completo                  

 

 

3) Partido de fútbol durante la jornada de trabajo. Tácita autorización. Responsabilidad del empleador: Toda vez que el accidente padecido por el trabajador aconteció mientras disputaba un "picado" de fútbol en tiempo hábil y durante la jornada laboral, debe encuadrarse como producido en ocasión del trabajo. Esto es así pues la práctica del fútbol en horas de trabajo debe entenderse como una tácita autorización de la empleadora en la medida en que la forma de exteriorización del "picado" no podía concretarse clandestinamente y sin ser advertida por los superiores inmediatos, quienes con su silencio configuraban un acto permisivo implícito, que en algunos casos recibía una confirmación expresa cuando también el encargado integraba el grupo.

ACUÑA, LORENZO c/NEPTUNO SRL - CNTRAB. - SALA II - 21/2/1991

BD 4 - T 01641 - Documento completo              

 

 

 

4) Conjunto económico. Responsabilidad: Si el causante laboraba para un grupo económico internacional (Techint), el contrato de trabajo existente entre las partes no se suspende por el hecho de que aquél hubiera sido trasladado a cumplir funciones en sociedades controladas por dicho grupo, con ramificaciones en el exterior. La existencia de unidad de capital indica la de unidad de contratación que se ha mantenido siempre dentro de la órbita del grupo internacional que organiza y lidera la demandada, y que no puede ser escindido a efectos de limitar su responsabilidad.

ARELLANO DE PEDRETTI, TRANSITA L. POR SI E HIJOS MENORES c/TECHINT COMPAÑIA TECNICA INTERNACIONAL SACI - CNTRAB. - SALA VI - 22/11/1991

BD 4 - T 01729 - Documento completo                  

 

 

5) Responsabilidad patronal. Culpa del trabajador. Asalto: La culpa grave, en los términos de la ley 9688, queda configurada cuando la víctima se expone al peligro voluntaria y conscientemente, con una temeridad equivalente al dolo, vale decir, a la intención de dañarse para obtener un beneficio. No queda enmarcado en esa categoría el ademán defensivo efectuado por el trabajador, víctima de un asalto, que desencadenó la ira del delincuente y determinó que le disparara un balazo.

POLLIAN, FRANCISCO ESTEBAN c/CATILAN SA Y OTRO - CNTRAB. - SALA III - 6/9/1994

BD 8 - T 02051 - Documento completo                  

 

 

 

6) Culpa grave. Alcoholismo: La culpa grave queda configurada cuando la víctima se expone al peligro voluntaria y conscientemente con una temeridad equivalente al dolo, vale decir, a la intención de dañarse para obtener un beneficio. El alcoholismo no constituye culpa grave, toda vez que se trata de una enfermedad que no permite a quien la sufre valorar adecuadamente el riesgo de sus propias acciones, por lo que no sirve para eximir al empleador de responsabilidad en el sistema de la ley especial.

ALBISO, BLAS RAMON c/NICOLAS H. ROBBIO Y OTRO - CNTRAB. - SALA III - 31/8/1995

BD 4 - T 02173 - Documento completo                  

 

 

 

7) Responsabilidad patronal: No puede eximirse de responsabilidad el empleador a causa de la omisión en que incurrió un tercero, contra quien queda a salvo el derecho de accionar, artículo 18 de la ley 9688. (En el caso, se trataba de una empresa de transporte de carga y el accidente que incapacitó al trabajador ocurrió a raíz de la falta de señalización de un gran bache en un calle por la que transitaba como chofer de un camión de la demandada, donde el tercero realizaba tareas de repavimentación.)

MONJE, MIGUEL ANGEL c/INTERCAP SA Y OTRO - CNTRAB. - SALA VII - 16/8/1995

BD 5 - T 02175 - Documento completo                  

 

 

 

8) Asalto y riña: El empleador resulta responsable por los daños que pueda sufrir el trabajador mientras se encuentra a disposición de aquél por el "hecho o en ocasión del trabajo", es decir, cuando el trabajo actúa como causa coadyuvante para originar, agravar y/o exacerbar el mal, salvo que concurran las causales de fuerza mayor extraña al trabajo y/o culpa grave de la víctima. Pero no encuadra en estas excepciones la actitud del encargado de un edificio que, al ser asaltado durante su jornada laboral, se tomó a golpes de puño con los delincuentes, resultando con lesiones de diversa índole. Tal actitud del empleado debería ser materia de elogio y no de reproche por parte de la empleadora.

LOPEZ, NAPOLEON AMERICO c/CONSORCIO DE PROPIETARIOS DEL EDIFICIO LARREA 236 Y OTRO - CNTRAB. - SALA VIII - 3/10/1997

BD 4 - T 02615 - Documento completo                  

 

 

 

9) Conductor muerto en un asalto: La muerte del trabajador durante un asalto, del que fuera objeto mientras se desempeñaba como conductor para el demandado, no constituye una fuerza mayor extraña al trabajo, sino un hecho producido "en ocasión del trabajo", es decir, un evento en el que el débito laboral constituye una condición necesaria para su acaecimiento.

SZULDER, MARCELA FANNY POR SI Y EN REPRESENTACION DE SUS HIJOS MENORES LUCAS MARTIN Y MATIAS JORGE GONZALEZ c/CUFRE, CARLOS ALBERTO - CNTRAB. - SALA VIII - 31/5/1999

BD 3 - T 02759 - Documento completo                  

  

 

 

10) Ley 24557, artículo 39. Inconstitucionalidad: El artículo 39, inciso 1), de la ley de riesgos del trabajo discrimina entre los empleadores al excluir de la limitación cuantitativa de responsabilidad sólo a aquellos que incurran en comportamientos dolosos, quedando de este modo "beneficiados" los que incurren en culpa -aunque fuera grave, pues la ley no distingue al respecto- como a todos aquellos a los que se les impone el deber de reparar en virtud de un factor objetivo de atribución, como lo es el riesgo creado, o la ocasión del trabajo.

Aceptar la validez de esta norma justamente cuestionada, sería avalar conductas culposas, y si ello está prohibido a los particulares, con más razón debe estar vedado al legislador.

LIZARRAGA, JUAN ELIAS c/STREITFELD, JORGE - CNTRAB. - SALA X - 31/7/2000

BD 20 - T 02944 - Documento Completo               

 

 

 

11) Ley 24557, artículo 39. Inconstitucionalidad: Toda legitimidad de un sistema diferenciado, en especial cuando es peyorativo, remite a la razonabilidad de un tratamiento disímil y, al respecto, debe considerarse inadmisible el régimen de la ley 24557, que lleva a que una persona dañada por la culpa de otra no pueda ser indemnizada en plenitud por el solo hecho de ser "trabajador".

El artículo 39 de la ley 24557 viola la garantía de igualdad, a que aluden el artículo 16 de la Constitución Nacional, los artículos 1º, 2º, 7º y concordantes de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y los artículos 1º, 24 y concordantes de la Convención Americana de Derechos Humanos -Pacto de San José de Costa Rica- (del Dict. 26666 del Fiscal General - 12/6/2000, "Pérez, Liliana del Carmen c/Proinversora SA y otros").

FALCON, RESTITUTOS c/ARMADA ARGENTINA COMANDO DE TRANSPORTES NAVALES - CNTRAB. - SALA VII - 23/6/2000

BD 4 - T 02987 - Documento Completo                  

 

 

 

12) Ley 24557. Limitación al acceso a la vía civil. Traslado de competencia. Artículos 39 y 46. Inconstitucionalidad: La limitación impuesta por el artículo 39 de la ley 24557 incurre en flagrante violación de expresas normas constitucionales, como la basada en el principio de igualdad ante la ley, de propiedad y libre acceso a la justicia, y consagrada específicamente en los artículos 14 bis, 16, 17, 18, 19, 28 y pactos incorporados por el artículo 75, inciso 22 de la Constitución Nacional, y por el artículo 15 de la Constitución Provincial (del voto del Dr. Salas).

La cuestión atinente a la indemnización de infortunios laborales es de derecho común y no corresponde que sea fallada, aunque sea en grado de apelación por la justicia federal, por lo que el artículo 46 de la ley 24557 es inconstitucional al detraer de los tribunales bonaerenses los pleitos que corresponden a su ámbito (del voto del Dr. Hitters).

CARDELLI, HUGO c/ENTE ADMINISTRADOR DEL ASTILLERO RIO SANTIAGO - SC Bs. As. - 6/6/2001

BD 40 - T 03217 - Documento completo                

 

 

 

13) Ley 24557, artículo 39. Constitucionalidad: No es posible predicar en abstracto que el precepto impugnado en la especie conduzca inevitablemente a la concesión de reparaciones menguadas, con menoscabo de derecho de raigambre constitucional. Consecuentemente, al no haberse acreditado violación a las garan-tías que se dijeron conculcadas, no cabe sino concluir en la validez constitucional del artículo 39 de la ley 24557.

GOROSITO, JUAN RAMON c/RIVA S.A. Y OTRO - C.S.J.N. - 1/2/2002

B.D. 19 - T 03328 - Documento completo